Si bien los desastrosos resultados que para el Partido Acción Nacional, igual que para el priismo y sus aliados perredistas, arrojó la pasada elección a nivel federal, a la Presidencia y Congreso de la Unión, particularmente, el tsunami morenoevidenció, también, a manera de excepción si se quiere, la existencia de algunos territorios, no muchos, donde el blanquiazul pudo construir triunfos que exigen ser reconocidos y, más, considerados de cara al futuro.

Hablamos de Guanajuato, sí, el estado que gobierna el anayista Miguel Márquez Márquez ahora y que, en razón de escribir historias similares desde hace, al menos, un par de décadas, poco o nada llama la atención e, igualmente, de Chihuahua capital donde, en medio de la debacle partidista, la alcaldesa María Eugenia Maru Campos no sólo consiguió reelegirse —“es la primera mujer que lo hace en una capital a nivel nacional…”—, sino que lo hizo al tiempo que, en la misma jurisdicción, se ganaban las cinco diputaciones locales, las dos federales, la sindicatura y, bueno, hasta al “número dos” del gobierno estatal, el cuestionado Gustavo E. Madero Muñoz le sirvió para llegar al Senado, aunque a éste sólo como primera minoría, dado que perdió en el resto del estado.

Meritorio en sí mismo, lo expuesto líneas arriba llama más la atención cuando se sabe que el triunfo se consiguió con algo más de 200 mil sufragios, la mayor cantidad reportada a nivel municipal y en el marco de un operativo que logró captar 53% de la votación por 25% de su más cercano opositor, el representante del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y en un momento en que, al margen consideraciones de otra índole, la popularidad del gobierno estatal, de su titular Javier Corral Jurado en concreto, no se encuentra en su mejor nivel no, al menos, a nivel local o, por sólo mencionar otro ejemplo, en la estratégica plaza de Ciudad Juárez.

Es verdad, sí, que el vendaval moreno arrasó con prácticamente todo lo que se le puso enfrente a lo largo y ancho del país, que la inconformidad y hartazgo de la sociedad respecto de la política y los partidos “cobró” a infinidad de políticos por sus excesos e ineficiencias, por decir lo menos, pero también lo es que existen espacios donde, no sin trabajo, el panismo (en este caso), reportó resultados satisfactorios, cual es el caso que nos ocupa.

ASTERISCOS

* Confirmado: de no ocurrir nada extraordinario que lo evite, a partir del 1 de diciembre, México podrá presumir que sus más importantes posiciones oficiales en materia política, serán ocupadas por mujeres. Por la exministra Olga Sánchez Cordero la titularidad de Gobernación y por Tatiana Clouthier Carrillo, la subsecretaría del ramo. ¡Nunca antes!

* Antes de la medianoche de hoy, como informamos ya, el exportero Adolfo Ríos, candidato por Morena a la alcaldía de Querétaro-capital, formalizará la impugnación de los resultados de la elección, por diversos ilícitos que, finalmente, dio el triunfo al panista Luis Bernardo Nava por sólo mil 513 votos. El dirigente estatal Carlos Peñafiel suscribirá el recurso.

* En proceso de liquidación ahora, podría decirse, la compleja y a la vista resultados, la inútil estructura montada para organizar y (supuestamente) apoyar la campaña de José Antonio Meade Kuribreña, el candidato ciudadano de PRI-gobierno. El paulatino abandono de posiciones y encargos es ya, con sus honrosas excepciones de siempre, por demás notorio.

* Agradezco, aunque no comparto el fondo ni acepto las imputaciones a mi persona, el comentario de Paul Mario Fries para quien la coalición Por México al Frente que aquí calificamos de alianza antinatural, constituía un esfuerzo positivo, pues posibilitaba combinar la vocación social del Partido de la Revolución Democrática, con la capacidad de manejar las finanzas de Partido Acción Nacional. Difiero, pero respeto su opinión.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre