Aguascalientes. Un juez federal exhibió a las autoridades del Centro de Reinserción Social para Varones “Aguascalientes”, porque puso al descubierto que a los internos se les alimenta con comida echada a perder que ha provocado a los reos diarrea, náuseas, fiebre, dolor abdominal y de cabeza.

Para evitar que el juez descubriera lo que estaba sucediendo en dicho penal, las autoridades penitenciarias aseguraron que a los internos se les proporcionaba “una dieta nutritiva, suficiente y de calidad”; para demostrar su argumento, entregaron las facturas de los insumos, pero éstas resultaron ser de las compras para el penal femenil.

El caso salió a la luz por un amparo que promovió Fernando Sánchez de Lira, ‘El Shocker’, detenido en junio de 2015, presunto narcomenudista que operaba en la ciudad de Aguascalientes y que junto con los integrantes de su banda, conocida como “La Oficina”, agredieron a un policía con un ladrillo para no ser detenidos.

Seguir leyendo

DC

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre